El pasado día 27 de septiembre, los alumnos de 1º de Bachillerato que cursan la asignatura de Historia y cultura de Aragón, nos acercamos al Museo de Zaragoza para ver la exposición Aragón en el mapa: la imagen de Aragón a través de la cartografía (Siglos XV-XXI) que nos ofreció una visión de la evolución del territorio desde los primeros mapas en los que se identifican algunos topónimos y accidentes geográficos dentro de la Península Ibérica, hasta la precisión de la cartografía contemporánea con el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la información geográfica.

A través de esta muestra de 72 obras, y de los paneles explicativos y recursos multimedia, pudimos comprobar el rico patrimonio cartográfico que se conserva en Aragón, un recorrido por la historia, los mapas y la forma de reflejar Aragón, que es también una manera de comprender cada momento del pasado.

Los primeros documentos vistos fueron los mapas de los siglos XV y XVI extraídos de las distintas ediciones interpretadas de la Geographia de Ptolomeo, que ponen en evidencia la falta de delimitación de los territorios. Entre los destacados vimos la reproducción del mapa de Plolomeo revisada por Miguel Servet en 1535, el primer mapa de Aragón inserto en un atlas holandés o las diferentes representaciones del Reino de Aragón. Dentro de esta serie de mapas sobre la Corona de Aragón destacaba la representación de Nicolas Sanson d'Abbeville en 1667, que incluye un desglose de todos los territorios incluidos en la Corona de Aragón en España e Italia.

El gran avance en la representación de los mapas se produjo en el siglo XVII de la mano del cartógrafo portugués Juan Bautista Labaña que utilizó procedimientos científicos, estudios y mediciones. En 1890 ya se representaban los mapas incluyendo informaciones sobre las carreteras, líneas de ferrocarril y canales. A partir del siglo XVIII se hace más habitual la aparición de los límites de Aragón y otras divisiones administrativas.

Una visita muy interesante para dar comienzo al nuevo curso y a la nueva asignatura, pues sin duda, se ama lo que se conoce, y es necesario que los aragoneses conozcamos nuestro espacio, nuestra historia, nuestra identidad, nuestra cultura, y, en general, nuestro patrimonio.
 

Go to Top